En el año 2002 y como consecuencia de la reestructuración de la red, los socios se quedan al frente de Leioa Berri Auto S.L., concentrando sus esfuerzos en aumentar la penetración de la marca en la zona, muy debilitada por la situación heredada de una quiebra que supuso un deterioro de imagen de la marca muy fuerte.

Para ponerse al día en las exigencias del mercado y de la marca se crea una división de calidad y medio ambiente, obteniendo los certificados de ISO 14001 (Medio Ambiente) e ISO 9001 (Calidad) mantenidos hasta la fecha.